AQUÍ ESTOY .

Aquí estoy

rodeado de ellas.

Cada vestigio repartido

en cada esquina de la mesa

como puzzle por armar.

Cada pieza contentiva de un dibujo particular.

Amores de cercanía,

amores de lejanía,

amores de mediodía,

imposibles de completar,

descoloridas e inusuales,

pretéritas, frías , intensas,

sin rasgos fiables,

cultas,

soñadoras,

honestas ,

calientes,

frívolas,

criticas ,serias,

tontas y alocadas.

 

Aquí estoy rodeada de ellas,

cada pieza de este recuento

cada vez más independiente y único.

 

Mi memoria es un juego travieso

y cada día más retorcido ante mis ojos.

Mi memoria es un contrincante que se opone a reorganizarlas

a recomponerlas a buscar el verdadero punto de partida.

 

Aquí estoy

rodeado de ellas.

Saboreando un no sé qué, intentando vanamente organizar lo ingobernable.

Cómo recordar en tiempos infecundos

fragilidades,

lujurias,

intensidades,

desalientos,

llantos ,

alientos,

ternuras,

traiciones,

terquedades,

inocencias, intolerancias, orgasmos, paredes rotas , temblores de  noches claras.

Cómo recordar en tiempos infecundos el vaivén de sus pechos increíblemente bellos golpeando abruptamente mi rostro y mi fragmentada memoria.

Aquí estoy

rodeado de ellas.

De su ternura,

de su simpatía y afecto

envueltos en una comunión de afinidades y desavenencias.

Aquí estoy

rodeado de  ellas y no hallo

con qué pieza comenzar este rompecabezas

cada día más imposible de armar.

Aquí estoy

entre cuerpos desmayados de éxtasis y embriaguez

recubriéndome

recorriéndome

extenuándome, como la arena ardiente que fue una vez

nuestra piel en el crudo frio invernal .

Aquí estoy rodeado por ellas ,

fingiéndome a mí mismo desconocer el arte de cómo acomodar todas las piezas.

Aquí estoy rodeado por ellas correteando de un extremo a otro,

malbaratando los recuerdos, aunque la frustración no se detiene  golpeando desmesuradamente mi demacrada autoestima .

Intento colocar las piezas en un lugar exacto, pero la habilidad de pensamiento no aparece y la dulzura de mi alocada angustia hace que se entrecorte mi respiración ya casi desvalida.

Aquí estoy sentado solo con mis recuerdos, con la mitad de mi vida en un laberinto hecho rompecabezas, insólitamente de colores mustios, imposibles de recomponer y renovar.

Aquí estoy rodeado de recuerdos y no de ellas.

image.jpg

JOSE LARA FUENTES.

6 thoughts on “AQUÍ ESTOY .”

  1. Recomponernos…
    Es la asignatura más difícil de la vida, volver a hacerla cada vez que ésta se rompe en mil pedazos, intentar que los recuerdos se acomoden lo mejor posible para poder empezar de cero…
    Muy bueno. Un abrazo.

    Liked by 2 people

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s