Blog

Campanadas 

Estoy  intentando contar las campanadas del ayer

que retumban en mi mal herido corazón

Desangrándose  a raudales entre las miradas famélicas de cuerpos distantes

Oprimidos por el miedo y la muerte.

Uno, dos, tres:

 Ecos en la distancia,

Dolor de barro y arcilla,

Manos inmóviles

Llanto  paralizante,

¿Pero no sé cuantas campanadas 

El viento lleva?

Una, dos, tres…

¡No puedo oír!

 Hay mucho ruido en tan pequeñísimo  espacio.

Retumban  en las noches calladas los corazones en purga.

¡Quizás  nublan nuestros pensamientos hambrientos,

Pero no la hidalguía del brioso hombre!

Aunque

Haga frio,

 O calor

 Los pensamientos   

Siempre son páginas tibias

Que el viento

Aviva

En noche afables

Encendiendo  lumbres

incitarando el fuego en las campanadas dóciles

que traerán algo que llama libertad .

JOSE LARA FUENTES @

Tentaciones rocambolescas

Aquí

cavilando sobre  tus ocultos pensamientos

que guardas secretamente en la corteza de tu sombra.

¿ Cuál será la corriente que mueve tus ramas abriles?

 Aquí sigo,

queriendo morder la fruta de tu árbol ,  

celosamente guardada en la fecunda pradera.

¿Sigues en pie

mi  inmortal abulaza?

Aquí sigo,

 bañándome en vano  con la fragancia de una época lejana

 enquistada en el olfato de mis elucubracaciones .

Aquí  sigo,

viendo  cómo El agua del Orinoco bate sus brazos

en libertad sin poderte  abrazar,

 porque la lejanía es un árbol difícil de trepar

 Aunque vivamos inmersos

 en  las tentaciones más rocambolescas

De utopía alguna.

 JOSE LARA FUENTES @

Tiranía del hambre

Las brujas están en la azotea

Disfrutando del  goloso festín.

Unas carcajean

 Otras balbucean;

Desnudos y distraídos

Los brujos rezan  invocando por que el maleficio y la purga se eternicen.

¡Preparar  la hoguera!

 Traer el fuego

Para que ardan los esperpentos,

 que festejan con el hambre del  menguante.

¡En la azotea

Quemarlos!

Después

Carcajear

Y reír.

Traer a los adefesios

Y a sus acólitos,

Vestirlos de doncellas de hierro

Y  que

Ardan en el fuego.

Que sea un acto de justicia

Por la libertad

Por  el final de la purga y la maldad.

Que ardan.

JOSE LARA FUENTES@

LA OTRA NOCHE

La otra noche en medio de una avasalladora pesadilla

Un primate multicolor me sostuvo entre sus brazos

Meciéndome tan fuerte que  desprendió mis cerrados parpados

A un universo paralelo.

Su furia trepaba desencajada

sobre mi rostro,

Sus  ojos llenos de ira y fuego

 eran

sofocante  dolor

desprecio y lasitud.

La otra noche en medio de una avasalladora pesadilla

Un primate multicolor me sostuvo entre sus brazos,

Sus ojos eran como represas de aguas turbias

cayendo en caída libre

En mi desamparado rostro.

Un angustioso torrencial

Caía sobre mi ilusión abandonada.

Un ojo suyo y otro mío,

como dos rines de bicicletas doblados

repletos de fangos

de furias incontrolables

 fundiéndose en un infinito lóbrego destino.

La otra noche

En medio de una avasalladora pesadilla

Un primate

Multicolor  me sostuvo entre sus brazos meciéndome  tan fuerte desprendiendo mis parpados cerrados a un infinito paralelo.

La noche también tiene cicatrices.

La noche,

La noche

Traía

Entre sus manos

 sangre rota 

Emergiendo desde el cántaro de  la frustración.

Traía

Traía

 sangre turbia

Emergiendo desde las  ánforas del asco.

Traía

Traía

 sangre de un Corazón ajeno,

Atosigado corazón

 por los humos que trepaban modernamente  por las chimeneas industriales….

Ese primate

Traía

La tristeza

de un ser enjaulado,

Vejado,

Manipulado

, utilizado

Un ser Servil.

Traía

La tristeza

de Jesús en un Ferrari,

de Mohamed en un matadero industrial

traía a Buda vestido de poli amor,

a  Jehová donando su alma en un banco de sangre

 traía a Freud

Sexualmente aburrido,  

 Abandonando insatisfechamente y entre lágrimas la mansión Playboy.

Eso Traía

Traía…

Todos  vivimos Enjaulados

Confundidos,

Algunos más

Y otros menos.

Vivimos con claros cicatrices en el alma por la  indolencia y la aberración de unos pocos .

Hasta  aquí hemos nadado para descubrir

Que  las profecías están en las galletas chinas

En las hostias de  las comuniones de nuestros párvulos

En el Tik tok  para iluinados

En las salchichas veganas  que salvarán el mundo

y hasta

 en las cadenas  televisivas  altruistas que  solo llenan  de caprichos sus bolsillos de amargo dinero.

Escritas están las palabras.

¡Ilusos!

Qué ilusos somos

Ya nadie sabe leer, porque

No nos ensenan a  hablar ni a desentrañar las palabras cordiales.

 La manumisión: reposa en los libros ocultos de la mente.

La otra noche

En medio de una pesadilla avasalladora

Un primate multicolor

Me despertó

Y supe que seguíamos arrodillados mirando

Nuestras mismas  tropelías increíblemente sobrehumanas.

Jose Lara Fuentes @

Adónde

Adónde pretendemos

 ir

Tan

Emperifollados

Ataviados

Adornados

Presumiendo  

de vestidos caros que en una parte del mundo se fabrican.

Qué Torpeza

del hombre

 Seguir viendo

En  la tela y la hebra

La pulcritud y la belleza

Y no en la piel quebradiza del hombre

Inútilmente  arropado con envolturas novelescas de lana, estilo y  moda.

La humanidad está plácidamente desnuda

Cubierta de patrañas y argucias.

JOSE LARA FUNETES@