Blog

TU GARGANTA.

Tu cuerpo

en mis manos

hoy

habló miles de veces,

en distintas ocasiones

en insospechadas zonas.

Tu cuerpo

en mis manos

hoy

ha descrito a detalle

el camino de

Santiago y las sagradas escrituras.

Tu cuerpo

en mis manos

hoy

ha descrito a detalle

hasta la desconocida ruta mística

Maya.

Tu garganta

hoy

ha recitado los sonetos más sublimes entre amantes

en noche

alguna.

Tu garganta

en mis manos

hoy fue un dique con las compuertas abiertas, dejando salir millones de gemidos presos por la concupiscencia de la carne y sus misterios.

Tu garganta..

120309073852-sexwoman-story-top

JOSE LARA FUENTES

Advertisements

ENVOLVER

Quisiera envolver en papel regalo la oscura pedantería que te desborda

y depositarla en el correo sin destinatario.

Quisiera que nos detuviéramos en  la tienda de regalos que es mi alma

para regalarte humildad

y la sencillez de mi ser

en estado puro.

Cómo quisiera…

mujer_vanidosa2_1.jpg

JOSE LARA FUENTES

Lágrimas al mar.

Lágrimas de rojo intenso bañan las aguas frías del martirio de mi soledad.

Lágrimas perpetuas golpean las rocas atrapadas en la noche ,arrastrando al barro de la desventura mi consciencia que intenta zafarse del ancla encallada en mi penitencia .

“La arena invariable absorbe el destino del mar”.

Las minúsculas gotas de llanto que mis ojos paren,son como rojas huellas que se confunden y extravían en el sendero a las aguas profundas y recónditas del mar tenebroso,dejando algo del dolor esparcido en la superficie del revoltoso oceano.

Las inoportunas lágrimas rojas caen desesperadas golpeando repetidamente las rocas perpetuas que no sucumben ante el parto inclemente de dolor infligido por mea culpa a mis ojos casi fallecidos .

Mi voluntad sucumbe complaciente a los vestuarios del mar, exponeniendo la congoja y la agonía de mi soledad entre los arrecifes huérfanos del mar  .

“La vida se esfuma entre lágrimas rojas.”

Mar_de_rocas_by_ELENADUDINA

JOSE LARA FUENTES

En puerto perpetuo.

Intento navegar en las aguas cálidas del océano,
pero su belleza ancla
mi alma en el fango inclemente de la soledad.

Intento navegar en las aguas cálidas del océano,
pero el viento sopla tan antipáticamente
agitando en el desierto
el manto polvoriento
de desdicha.

Intento navegar en las aguas cálidas del océano,
pero el viento sopla tan fuerte sacudiendo la fragilidad de mi mástil.

Intento navegar en las aguas cálidas del océano,
pero el viento va rompiendo, quizás, casuísticamente la ruta que desde
aquel infortunio, de puesta de luna llena, inundó y enterró en el mismísimo
puerto perpetuo mi conciencia, mapa y cartografía.

el-barco-viejo-solo-en-el-océano-24129350

JOSE LARA FUENTES

EN SOLEDAD.

Cuando llueve
no dejo de mirar las gotas que caen
desde la vanidad en mi mentón.

Millones de gotas caen
golpeando
repetidamente mi destierro involuntario.
Millones de gotas caen
desmayando
mi frágil voluntad,
millones de gotas caen
en el vacio de la soledad de mis ojos
hibernados y encurtidos de olvido.

Cuando llueve
me acompaña la palmera infantil de mi recuerdo.
Tanta es la soledad que no dejo de trepar a ella,
a ver si logro confundirla para que me me deje partir.

Miro alrededor y mis ojos cansados solo persiguen soledades.

Me envuelvo de mi mismo
en el oasis del desierto
secándome de las amistades insolventes
que una vez abrigue por miedo a la soledad.

aquc3ad-bajo-la-lluvia1

JOSE LARA FUENTES